sábado, 6 de septiembre de 2008

Energías del futuro

Hace un tiempo se escucha sobre el concepto de “energía alternativa”. ¿A qué nos referimos con ella?, a la que puede suplir las fuentes energéticas actuales, ya sea por su menor efecto contaminante o, fundamentalmente, por su posibilidad de renovación.

Es el consumo de energía uno de los grandes medidores del progreso y bienestar de una sociedad. El concepto de "crisis energética", muy escuchado en los últimos tiempos, aparece cuando las fuentes de energía de las que se provee la sociedad se agotan. El ser humano ha vivido siempre en dependencia energética. Hoy en día existir sin energía es inconcebible. Todo nuestro mundo, cada acción de nuestra vida está condicionada por la energía.

A medida que pasa el tiempo se hace de mayor importancia la búsqueda y la puesta en práctica de estos nuevos modos de obtención de energía. Las energías renovables en las que se trabaja actualmente son:

La energía eólica que contiene el viento por medio de aerogeneradores o molinos de viento. La energía hidráulica, capta la energía potencial de los saltos de agua y se realiza en centrales hidroeléctricas. La energía oceánica o mareomotriz, que se obtiene bien de las mareas o a través de la energía de las olas. La energía solar recolectada de forma directa en forma de calor a alta temperatura en centrales solares, o a baja temperatura mediante paneles térmicos domésticos, o también en forma de electricidad mediante paneles foto voltaicos. La energía geotérmica originada por el calor del subsuelo. La biomasa por descomposición de residuos orgánicos o por su quema directa como combustible.

Aquí existe C.A.D.E.A (Centro Argentino de Energías Alternativas) es una asociación civil sin fines de lucro, con el objetivo de difundir, promocionar, educar, investigar, vincular y desarrollar todo lo referido a las energías renovables. Esta organización argumenta que “La complejidad del tema energía merece un compromiso real y sincero, con responsabilidad, capacidad y el mejor deseo de lograr el bien común para mayor crecimiento de nuestro país y del conjunto de su pueblo”.

Las ventajas de estas alternativas son, entre otras, el menor impacto sobre el medio ambiente. La no generación de residuos difíciles de tratar, ni gases contaminantes. A su vez forjan puestos de trabajo en su construcción, mantenimiento y explotación.

Pero es substancial también resumir que las energías alternativas, a pesar de ser renovables, también son finitas, y como cualquier otro recurso natural tendrán un límite máximo de explotación. A continuación, transcribimos algunos fragmentos de un artículo publicado en un matutino capitalino, por Darío Palavecino, sobre “Cefira”, la torre que se alimenta con energía eólica.

“El secreto hay que buscarlo varios pisos arriba, sobre el techo del salón de usos múltiples, situado en la terraza. Allí, a 200 metros de los balnearios de Playa Grande, las delgadas aspas se dejan llevar por el viento, que sopla intenso desde el océano y permite acumular energía para abastecer instalaciones y espacios comunes de la torre Cefira, presentada como la primera torre sustentable de América latina.

El edificio, desarrollado por dos jóvenes profesionales de 29 años, comenzó a ser construido el año pasado y, desde marzo del actual, tiene los departamentos de dos y tres ambientes listos para ser habitados.

"Es una propuesta que apunta a una mejor calidad de vida con impacto positivo para el ambiente y sin generar mayores costos para el cliente", explicó a LA NACION el administrador de empresas Franco Tocagni, desarrollador inmobiliario de torre Cefira junto a su socio, el economista Francisco Moreno Ocampo.

La incorporación de un generador de energía eólica para abastecer las necesidades del edificio es apenas una pieza dentro del concepto de sustentabilidad de este proyecto. El diseño del edificio, a cargo del reconocido estudio marplatense Mariani-Pérez Maraviglia, acompaña la propuesta con iluminación inteligente en pasillos.

Sus beneficios son importantes, ya que la energía que almacena en las baterías -capaces de atender la demanda eléctrica del edificio durante diez días- abastece el suministro necesario para el funcionamiento de los dos ascensores y de toda la iluminación en espacios comunes. Esta propia provisión de electricidad para equipos e instalaciones, según se estima, podría significar un ahorro del orden del 15% en los valores habituales de las expensas.

"En realidad, el aerogenerador nos provee de más energía de la que necesitamos", reconoce Tocagni, y se lamenta porque, mientras el país transita épocas de crisis energética, debe desperdiciar un importante caudal de lo que se genera en el edificio, ubicado en Matheu al 100”.

2 comentarios:

to buy penny stocks dijo...

i think you add more info about it.

alas dijo...

Cuantas obras de infraestructura se podrian realizar desde lo estatal, para revertir este faltante de energia que padecemos. Desde escuelas con energia solar, plazas y parques,un parque industrial con eolica,Las condiciones de nuestra ciudad son ideales para todo tipo de energia alternativa, pero... quienes deberian preocuparse y financiar los proyectos NO LO HACEN.